Inés Mestre Herrero-Fontana: Diario de dignidad

Escribo estas líneas en senectud. Noto crujir huesos que no sabía ni que existían. Tengo arrugas más allá del carnet de identidad. Me da pudor comer delante de los demás porque no sé si les voy a repugnar. Pero no todo son malas noticias. Tengo ángeles alrededor. Sí,...